domingo, 3 de abril de 2016

Se reúnen los comunistas chilenos en su 25º congreso. Hablamos con la diputada Karol Cariola


La joven diputada comunista chilena subraya en la entrevista la importancia y el vínculo entre la lucha de la juventud y el pueblo trabajador en general con las tareas parlamentarias. “Es un cambio de trinchera”, sostiene Karol Cariola, partera (matrona) de profesión.





Se reúnen los comunistas chilenos en su 25º congreso. Hablamos con la diputada Karol Cariola

Por Dick y Miriam Emanuelsson / Resumen Latinoamericano

VALPARAÍSO / MARZO 2016 / En una fría y húmeda mañana entrevistamos a Karol Cariola, diputada del Partido Comunista de Chile y secretaria general de las Juventudes Comunistas, JJCC. Cuando le preguntamos si el cambio de las grandes movilizaciones estudiantiles 2011-2013  a la vida parlamentaria era un cambio brusco, contesta que “es un cambio importante, un cambio de trinchera”.
– La batalla y el objetivo sigue siendo el mismo y eso es lo importante en esta nueva responsabilidad.
Fue presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción (FEC), la tercera ciudad en Chile, entre 2009 y 2010. En octubre de 2011 fue elegida secretaria general de la Juventudes Comunistas de Chile en el XIII Congreso de la organización. Su profesión es partera o matrona, como dice en Chile.
Su compañera de lucha Camila Vallejo, fue también electa diputada en las elecciones generales 2013. El duo de jóvenes comunistas puso a Chile a los títulos mundiales cuando centenares de miles de jóvenes estudiantes y universitarios tomaron las calles en las principales ciudades del país. Detrás de la gran avanzada de la Juventud Comunista había mucho trabajo político y organizativo que dio fruto en los años 2011-2013 y que se canalizó en las elecciones generales 2013.
– Cuando nosotros iniciamos la lucha por una nueva educción en Chile, por un modelo justo y democrático e igualitario de calidad, y sobre todo gratuito sin lucro, fueron demandas por parte del movimiento social-estudiantil. Éste movimiento levantó esas demandas por muchísimos años del cual yo fui parte varios años también. Fue un proceso largo, sostenido y permanente donde cada vez fue sumando más voluntades.
En las elecciones primarias el 4 de agosto de 2013 aplastó a los otros candidatos del PPD, PDC y PS de la coalición Nueva Mayoría en el distrito 19 en Santiago de Chile. Cariola obtuvo el 51,4% de los votos mientras el más cercano, el socialdemócrata Óscar Santelices (PPD) solo registró 18,3%.
En las elecciones parlamentarias el 17 de noviembre ese mismo año, Karol Cariola obtuvo 38,47 por ciento mientras la segunda diputación en el Distrito 19, fue conquistada por la derechista Claudia Nogueira Fernández de la UDI con 24,84 por ciento.
Ve y escucha toda la entrevista:








EL SIGLO:
Comenzó el congreso de los comunistas chilenos
Por Hugo Guzmán / Santiago / 01/04/016/ Asisten cientos de delegados de todo el país. Se presentó el informe que sintetizó logros, desafíos e ideario del Partido Comunista. Llegaron delegaciones de 15 países. Serán tres días de debates y se elegirá nuevo Comité Central.

Cientos de delegadas y delegados de todo el territorio nacional y de diversidad de sectores sociales, decenas de dirigentes sociales, sindicales, indígenas y juveniles, parlamentarias y parlamentarios, alcaldesas y alcaldes, y representantes de 15 organizaciones políticas de América Latina, Europa y Asia, participaron en la sesión plenaria de inauguración del XXV Congreso del Partido Comunista de Chile, efectuada en el Centro Cultural de la comuna de Lo Prado, al poniente de la Región Metropolitana.
El evento de la colectividad de la hoz y el martillo se realizará el 1, 2 y 3 de abril, en una discusión de temas nacionales e internacionales, así como sectoriales, que culminará en resoluciones de línea política para los próximos cuatro años. Así también se elegirá al nuevo Comité Central del PC, que por primera vez en su historia incluirá la cuota de género, es decir, que ningún sexo podrá tener más del 60% de representación, con lo cual se abre la puerta a que la dirección de la colectividad tenga a lo menos un 40% de mujeres. El tema del cumplimiento del programa de la Nueva Mayoría y el avance de las reformas, y la proyección de ese conglomerado, así como la importancia de lo que serán los procesos electorales de este y el próximo año, son temas a tratar asimismo en el Congreso del PC. También se abordarán cuestiones orgánicas internas y de crecimiento de la organización.
En la inauguración del XXV Congreso estuvo presente la señora Ángela Jeria, madre de la Presidenta Michelle Bachelet, la senadora Isabel Allende, presidenta del Partido Socialista de Chile, la Ministra del Servicio Nacional de la Mujer, Claudia Pascual, el Ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, y la Subsecretaria de Previsión Social, Julia Urquieta. También asistieron los alcaldes Mario Palestro, Miguel Bruna, Daniel Jadue, Juan Carrasco, Gonzalo Navarrete y las alcaldesas Claudina Núñez y Carmen Gloria Fernández.

Al acto llegaron las y los diputados del PC, Hugo Gutiérrez, Karol Cariola, Daniel Núñez, Camila Vallejo, así como Bárbara Figueroa, presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Jaime Gajardo, presidente del Colegio de Profesores y Javiera Olivares, presidenta del Colegio de Periodistas.
En la inauguración estuvieron el presidente de la colectividad, Guillermo Teillier, y el secretario general, Lautaro Carmona, además de representantes de 15 países y partidos políticos de Cuba, Rusia, Venezuela, Vietnam, Argentina, Perú, Brasil, Ecuador, Uruguay, México, Alemania, El Salvador y Nicaragua.
Durante alrededor de dos horas, Teillier leyó un informe de 40 páginas, dividido en varios ámbitos, y donde planteó, entre varios temas, avanzar hacia una nueva Constitución, la necesidad de encarar reformas en previsión social y salud, elaborar una propuesta de nuevo programa de la Nueva Mayoría, trabajar por un nuevo modelo de desarrollo del país, garantizar el derecho del pueblo a la información, ganar en las elecciones municipales de este año, consolidar a la Nueva Mayoría, potenciar y revitalizar al movimiento social y sindical, afianzar las reformas materializadas y valoró las modificaciones legislativas en materia laboral y tributaria.
Guillermo Teillier, presidente del PCCh.

El informe fue escuchado por cientos de militantes de la organización comunista representando a todas las regiones del país y a una amplia gama de sectores sociales. También estuvieron presentes dirigentes y militantes de las Juventudes Comunistas, y personeros de colectividades de la Nueva Mayoría.
En el acto, Guillermo Teillier rindió un homenaje a todas y todos los integrantes de los equipos de dirección clandestina del Partido Comunista caídos en 1976, liderados por Víctor Díaz y Fernando Ortiz. También a Luis Corvalán y Volodia Teitelboim, ex secretarios generales del PC, a cien años del nacimiento de ambos. “Y como no recordar a nuestra querida Gladys (Marín), en momentos en que despuntan conquistas en pro de la igualdad y la dignidad de la mujer chilena”, dijo Teillier. El presidente recordó y valoró el papel de Pablo Neruda, Premio Nobel de Literatura, y del Presidente Salvador Allende.

Proceso inédito
Al hablar sobre el último periodo, en que el PC formó parte del Gobierno de Michelle Bachelet y la Nueva Mayoría (NM), Guillermo Teillier valoró “la aprobación de una gran parte de las leyes comprometidas con el pueblo” y sostuvo que “ha sido un proceso inédito de reformas democráticas y progresistas en los últimos 40 años, incluidos los 17 de la dictadura de profundo retroceso en todos los planos”. Expresó que “es preciso tener presente todo lo avanzado, de lo contrario no podríamos situar de manera correcta el significado del paso histórico de comprometernos con el proceso de reformas”.
El dirigente comunista indicó que “como se puede observar lo conseguido hasta hoy es contundente y se ha contado para ello con la voluntad política de la Presidenta y la acción mancomunada de los partidos y parlamentarios de la Nueva Mayoría y han tenido un alto grado de incidencia los actores sociales”.
Planteó asimismo que “queremos resaltar el hecho que en la última reunión de la Presidenta con los presidentes de los partidos de la Nueva Mayoría y los jefes de bancadas parlamentarias, La Presidenta reafirmó su voluntad de consolidar lo logrado hasta hoy, mantener el rumbo respecto de las reformas que faltan yacer una gestión más exigente para dar cuenta de demandas de la ciudadanía”.
Dando cuenta de elementos de la realidad nacional, Teillier indicó que “también debemos considerar que esta base objetiva favorable a los cambios se ha visto debilitada. La crisis de representatividad y de confianza, el grave atropello a la fe pública, ha hecho a muchos perder de vista el proceso de cambios que se está llevando a cabo y esto pudiera resultar grave a la hora de plantearse la continuidad, en otro periodo gubernamental, del programa de reformas”.
Al referirse a la oposición, el presidente del PC expresó: “Debemos tener muy presente que la derecha está muy lejos de ser un adversario derrotado, incluso se siente con capacidad para disputar expresiones de descontento social y de masas, aun cuando su desprestigio aumenta día a día, y que como más de alguno de sus filas lo ha insinuado, está por los suelos”.
Y añadió que “por otra parte, al interior de la NM hay sectores minoritarios que han buscado  acotar o reducir el sentido de las transformaciones”.
Guillermo Teillier se refirió a lo que llamó “factor político-social” y enfatizó: “No se habrían podido llevar adelante las reformas aprobadas hasta hoy y las que vienen, sin mediar este factor objetivo, que ha sido construido por la acción persistente de nuestro partido y otras fuerzas políticas, como parte de la confrontación política con la derecha, que defiende, con todo, el injusto sistema antidemocrático y de distribución de la riqueza implantado por la dictadura”.
Parte de los delegados que llegaron desde todos los rincones de Chile.


Añadió: “Pero hay que decirlo claro, es una condición que en lo fundamental ha sido producto de la lucha de masas, de los sectores organizados de trabajadores, estudiantes, pobladores y otras organizaciones sociales, que han generado por momentos una alta convergencia, con manifestaciones multitudinarias yunitarias, que permitieron generar condiciones y abrir paso al acuerdo programático, que se concreta en la Nueva Mayoría y la consiguiente conquista del gobierno por estas fuerzas políticas”.
Respecto a las luchas sociales y sindicales por el impulso de cambios, el presidente del PC destacó “el papel central y protagónico que juegan los trabajadores y su principal organización sindical, la CUT”.
En esa perspectiva, señaló que “el partido debe redefinir como un quehacer principal su presencia en el seno del pueblo y en relación con otras fuerzas políticas. Nuestra contribución a fortalecer el movimiento social y en especial el sindical debe ser cuantitativamente superior”.

Direccionar esfuerzos
En el informe, el presidente de la colectividad comunista indicó que la NM debe seguir unida y trabajando por más reformas. Sostuvo que “para los próximos dos años de gobierno es urgente y necesario, tal como lo señala nuestra convocatoria de Congreso: ‘Consolidar los cambios para seguir avanzando’; esto nos llama a direccionar nuestros esfuerzos e impulso transformador, con precisión y oportunidad, a la materialización de políticas públicas y legislaciones que promuevan credibilidad ciudadana respecto de la acción del Estado, se orienten al fortalecimiento de los derechos sociales y a limitar los abusos”.
Teillier planteó como objetivos avanzar -legislativamente y en reformas- en materia de pensiones y seguridad social; protección integral de los adultos mayores; salud pública de calidad; Reforma a la ley de municipios; una ley que regule la situación de los trabajadores del Estado descentralizado, en especial lo referido a honorarios; Ley de Comunicaciones; Nueva estrategia de desarrollo con valor agregado; una Nueva Constitución.
En ese punto, el dirigente se refirió a la Nueva Mayoría. “Nuestro Congreso -dijo- debe poner énfasis en su política de alianzas, establecer a firme la unidad y conformar un ambiente constructivo para la consolidación y desarrollo de la NM.  Todos y cada uno de los partidos contribuye al proceso de reformas y nosotros debemos contribuir para que ello sea cada vez más efectivo”.
Expresó que “sabemos lo dolorosas que fueron las consecuencias por desavenencias en el pasado y hoy, de prevalecer estas, podríamos llegar a un fracaso o un retroceso impredecible en su profundidad. Junto con el fortalecimiento del movimiento social y en especial el sindical, la consolidación de la Nueva Mayoría es un factor esencial, la que pudiera verse incrementada con el acuerdo programático con otras fuerzas”.
En ese marco, planteó que se deberá “asumir la importancia de la elección municipal que tendrá una significativa incidencia en las próximas contiendas electorales para elegir parlamentarios y sobre todo la candidatura presidencial que son claves para la continuidad del proceso”.
Particularmente, Guillermo Teillier manifestó que “lo que viene significa importantes desafíos, ya que nos proponemos firmemente elevar el número de representantes del Partido Comunista en el Parlamento lo que tendrá un efecto determinante en las futuras correlaciones políticas para el cumplimiento de los fines programáticos que se determine para un futuro gobierno”. Agregó que “desde ya se tendrán que tomar todas las medidas tendientes al fin de elevar nuestra votación en las parlamentarias, elegir senadores y elevar nuestra cantidad de diputados”.

La gran tarea del periodo
El presidente del Partido Comunista destacó que “el camino hacia la nueva Constitución política para Chile ha comenzado” y enfatizó: “Es la gran tarea del período histórico que vivimos. Es la oportunidad para darle al estado chileno un nuevo carácter político-constitucional. Es el desafío de superar la herencia dictatorial más estratégica”.
Teillier recordó que “es la primera vez, en su historia republicana, que el pueblo de Chile tiene la posibilidad de participar en el proceso hacia una nueva Constitución”.
En ese contexto, afirmó que “confiamos en que en un debate abierto y franco, las ideas justas, transformadoras y democráticas se abrirán paso, debate que debiera culminar en una Asamblea Constituyente, que es lo que el pueblo demande mayoritariamente”.
El dirigente comunista expresó que “queremos recalcar la importancia estratégica de esta tarea, que hemos definido como la “madre de las batallas”.
Añadió: “Valoramos el significativo llamado y el camino que la Presidenta Bachelet y el gobierno de la Nueva Mayoría han diseñado. Estamos precisamente en los meses en que se requiere convocar, organizar y promover la mayor cantidad de cabildos ciudadanos. Las exigencias para realizar estos debates son mínimas, y por tanto hay que tomar la iniciativa con intensidad y premura”.

Incidencia y contexto internacional
Guillermo Teillier sostuvo en su informe que el escenario internacional “y las correlaciones de fuerzas a nivel planetario y en especial en América Latina y el Caribe, tienen una especial dinámica que debemos considerar, porque tiene directa incidencia en la situación de nuestro país”.
Valoró la creación de la Celac, de Unasur, del Alba, el Mercosur y de la Alianza del Pacífico como instancias de coordinación e integración.
Sobre la situación en el continente planteó que “las oligarquías locales y criollas,  no tienen propuestas más que repetir e innovar sobre el mismo modelo de capitalismo y neoliberalismo salvaje de la década de los noventa y comienzos de este siglo y por tanto privilegian la dependencia de los EEUU, que es algo muy distinto al intercambio y las relaciones en igualdad de condiciones”. Y añadió: “Sin embargo, sería irreal noasumir que las izquierdas en nuestro continente hemos cometido errores. Tanto las que han logrado conquistar gobiernos, y desde ahí hacer muy importantes reformas; como las que se mantienen en el vértice y no ha logrado incidir significativamente en sus respectivos países”.
Dijo asimismo que “no estamos ante una tendencia asentada, pero lo peor sería despreciar las fuerzas históricas de los adversarios de la democracia, de la integración y de la independencia de los pueblos”.
En ese marco, Guillermo Teillier expresó que “en Chile, la derecha coincide con el propósito desestabilizador de las fuerzas opositoras de dentro y fuera de Venezuela y han intervenido e intervienen en ello. Nuestra posición será de solidaridad permanente con el pueblo venezolano ante las agresiones de las que pudiera ser objeto”. Planteó que “el triunfo electoral de Macri en Argentina envalentona a las fuerzas de derecha y conservadoras del continente” y que “en Brasil se acrecienta el peligro de un golpe de estado y la imposición de un modelo hegemónico del gran capital”.
El presidente del PC habló de Cuba. Manifestó que “la batalla que libra Cuba Socialista adopta nuevas formas, y requiere de una intensa solidaridad de los pueblos. El imperialismo ha debido aceptar su derrota estratégica, pero busca estrangular a la Revolución manteniendo el bloqueo. El levantamiento del bloqueo a Cuba es una exigencia mundial. EEUU ya no tiene razones para mantenerlo, es una presión inhumana e ilegítima hacia un pueblo que ha resistido todo intento de doblegarlo. Las visitas del Papa y del Patriarca Ortodoxo a Cuba y del propio Presidente Obama, marcan un punto de incidencia regional y mundial, en las demandas por una paz mundial y por la superación de las desigualdades y forman parte del reconocimiento de Cuba como nación independiente y soberana”.
Teillier también valoró el proceso de diálogo para la paz en Colombia, llevado a cabo por las Fuerzas Armadas Revolucionarias-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el Gobierno de esa nación, donde Cuba, Noruega, Venezuela y Chile son países garantes y contribuyentes.

Desafíos de los comunistas
Ya al final de su informe, Guillermo Teillier habló de los desafíos del Partido Comunista de Chile y refirió, en primer lugar, que “nos proponemos elegir un nuevo Comité Central que responda a los desafíos del presente y el futuro inmediato con una gran capacidad de dirección,  de mayor incidencia en la vida política nacional, de relación permanente con el conjunto del partido, alentando la unidad y la lucha del pueblo y los trabajadores”. Agregó que se debe tratar de un “Comité Central convencido de llevar adelante nuestra política que hoy claramente es la de dar continuidad al proceso de reformas iniciado bajo este gobierno, sin olvidar por un instante que nuestro partido es un instrumento al servicio de los trabajadores y del pueblo de Chile”.
Sincerando situaciones, Teillier dijo que “necesitamos mejorar y superar prácticas partidarias que nos frenan; nos tienden a encapsular y nos impiden una mejor relación e inserción de masas”.
Precisó que “las nuevas autoridades partidarias tendrán que establecer las formas de adecuación, sin trastocar nuestra cultura, a la nueva ley de partidos políticos”.
Sostuvo que “es un paso adelante, de la mayor importancia e incidencia que nos propongamos en este Congreso elevar la participación de nuestras compañeras en el Comité Central de un 20 a un 40%”.
Guillermo Teillier habló de las Juventudes Comunistas y planteó que “es para el Partido de gran significado resaltar el papel jugado por nuestras  Juventudes Comunistas cuyo fortalecimiento forma parte de nuestro desarrollo. El paso de muchos de sus cuadros, formados en sus filas, tanto en la acción práctica de lucha como en la preparación ideológica, es una notable contribución al mejoramiento de nuestro trabajo”. Expresó que “nuestras Juventudes Comunistas, juegan un rol destacado a nivel nacional y han sido importantes   protagonistas en los procesos de transformación”.
El dirigente sostuvo: “El Partido Comunista continúa adelante con el proceso de revolución democrática, para avanzar con la fuerza de las ideas, para cambiar el injusto sistema neoliberal por uno de democracia plena, igualdad y justicia social”.
Expresó que “luchamos por el socialismo en que la democracia participativa, la igualdad y la libertad, que procuran la realización plena del ser humano y sus derechos está por sobre otros valores, sin dejar de tener en cuenta  los procesos revolucionarios que nos dejan experiencias y lecciones históricas y los esfuerzos que se hacen en diversas latitudes por defender las ideas socialistas y avanzar en la práctica frente  a las  circunstancias actuales”.
Teillier concluyó afirmando que “somos sobre todo consecuentes con nuestra propia historia y con la del pueblo de Chile”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario